OIT presenta estudio sobre desempleo juvenil en Honduras

Fecha de Publicación: 
Miércoles, 1 Septiembre, 2010

 
2010 tiene el número más alto en cifras en la historia del desempleo juvenil en el mundo. El informe se presenta en Honduras, mientras que en el Órgano Legislativo se discute una ley que incentiva el subempleo como un paso previo para la inserción laboral formal de los jóvenes y otros sectores económicamente vulnerables.

El estudio "Tendencias Mundiales del Empleo Juvenil 2010", publicado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) explica que la tasa de desempleo en la juventud en el mundo ha crecido del 11.9% en el 2007 a 13% en el 2009. La cifra se refiere al rango de edad económicamente activo entre los 15 y 24 años de edad, 620 millones de jóvenes: 81 millones en desempleo.

En Honduras, el titular del Órgano Legislativo, Juan Orlando Hernández, propuso una Ley de Empleo por Hora que permitiría a las y los jóvenes el acceso a trabajos que no afecten sus estudios, posibilitando que los jóvenes adquieran la experiencia necesaria para dar el paso de lo educativo a lo laboral hasta llegar a un empleo por jornada completa.

El estudio de la OIT señala la posibilidad de "una generación perdida", repleta de nuevas filas de candidatos a ingresar a los mercados laborales sin poder acceder a empleos. El documento augura que el engrosamiento de esta población desempleada puede presentar una displicencia "de jóvenes que han abandonado el mercado laboral tras haber perdido toda esperanza de trabajar y lograr una vida decente".

Las proyecciones de la OIT señalan que la pendiente en los desempleos podría acrecentarse a un 13.1% durante 2010, para luego descender a 12.7% en el 2011. El informe señala también que el empleo juvenil fue más sensible que la población adulta ante la crisis económica, además que la recuperación en el mercado laboral de los jóvenes probablemente tarde más en llegar que en el mercado de los adultos.

La inactividad prolongada y la desmotivación por la pérdida de empleo son los principales problemas que acarrea el fenómeno en las economías desarrolladas y en algunas economías emergentes. Sin embargo, los países en desarrollo, donde vive el 90% de los jóvenes, tienen una población más vulnerable al subempleo y la pobreza: en los países de menor ingreso, la crisis ha significado una reducción en las horas trabajadas y en reducción de salarios para el reducido grupo que puede mantener un horario formal. El estudio también refleja el costo de la inactividad de los jóvenes.

El presidente del Congreso Nacional de Honduras, Juan Orlando Hernández, ha insistido en que la Ley de Empleo por Hora permitiría una mayor posibilidad de inserción al ámbito laboral a los más de 50 mil jóvenes que anualmente se suman a la PEA. La ley propone un tiempo parcial y luego jornadas completas.

El presidente del Congreso Nacional, Juan Orlando Hernández, ha reiterado que esta Ley de Empleo por Hora permitirá que los más de 50 mil jóvenes que se suman anualmente a la PEA tengan mayores posibilidades de insertarse en el ámbito laboral, primero a tiempo parcial y después en jornada completa. El Director General de la OIT, Juan Somalia, explica que la crisis económica y financiera amenaza con exacerbar la escasez de trabajo decente que entre los jóvenes ya existía. "El resultado es que la cantidad de jóvenes atrapados en la pobreza laboral ha crecido, y que el círculo de la pobreza laboral persistirá por al menos otra generación".

Autor: 
Juan José Sánchez